Tesoro Patrimonial


Uno de los aspectos más valiosos del patrimonio histórico - artístico de la Parroquia Matriz de San Lorenzo es su variedad de tipologías; imágenes: de candelero, de talla e incluso en miniatura, pinturas, retablos: tallados en madera y piedra, lámparas, muebles, orfebrería y vestimentas litúrgicas, reliquias, pilas de cantería, joyas y un largo etc., dan formato a una larga historia de más de tres siglos y medio, de los cuales, casi la mitad se inscribe en el movimiento Barroco, momento propicio en el cual nuestras iglesias se llenan de retablos, imágenes y pinturas.

En este sentido el barroco se nutre del ideario tridentino, que afirma que en las iglesias se podía tener y conservar imágenes, tanto de Cristo como de su Madre y otros santos, a los que se debía tributar honor y veneración. La imagen sería colocada a la veneración de los fieles en un retablo, convirtiéndose, en manos de la Iglesia, en un medio muy importante de activación de la fe y la piedad. Por otro lado, servían como medio de instruir al pueblo, puesto que Trento pretendía eliminar todo lo que hubiera de supersticioso en la veneración tanto de los santos como de sus reliquias.

Desde aquí, la evolución de la historia del arte canario desde el siglo XVI ha sido definida como un no parar en la importación de pinturas, esculturas y piezas de orfebrería.
Cuando un donante quiso destacar su estima por una determinada advocación, o deseo enriquecer un templo, recurrió al encargo allende los mares. Así fue prosperando el patrimonio artístico del archipiélago.
No obstante, ello no significó la inexistencia de escultores locales, cuyas modestas realizaciones hubieron de competir con otras de artistas notorios, sin contar con las llegadas desde tierras americanas.

La mayor parte de las imágenes y otros objetos de culto de la parroquia son fruto de la generosidad de sus vecinos, bien porque fueron donadas directamente, bien porque estos contribuyeron con la parroquia para obtenerlas.

Este compromiso se ha mantenido y en la actualidad, más vigente que nunca, se materializa en toda una serie de proyectos de restauración y conservación que se han realizado en los últimos tres años, teniendo como principales patrocinadores a los vecinos de la parroquia.

Uno de los primeros ejemplos del desprendimiento de los vecinos para con su iglesia fue la arqueta
de carey y plata donada por D. Juan Agustín Naranjo y Nieto, una de las piezas estrellas de la Parroquia. Acompañan a la arqueta un pequeño copón y patena de plata sobredorada así como una llave con cadena de plata que se guarda en una cajita de cristal.
Otra pieza estrella es el cáliz de filigrana, de origen también americano, que fue donado en 1649, así como el marco de plata en que se custodia una reliquia de San Lorenzo con certificado de autenticidad.

Con respecto a las reliquias una de nuestras propuestas más destacadas es la caja de cedro con cerradura de hierro forjada y decorada con medallones de metal y cristal conteniendo reliquias. Hasta ahora se había considerado que dicha caja servía para guardar la arqueta ya mencionada sin embargo, contamos con sobrados indicios de que su auténtico uso fue como Sagrario, y que fue el primero de la parroquia. Aparece por primera vez en el Libro de Fábrica I de 1684.

La pintura también esta presente, algunas de las obras más importantes son: un cuadro de ánimas de gran formato; una Huida a Egipto y dos pinturas dedicadas a la Virgen, una Glorificación con santos y una Inmaculada que suponen una claro testimonio de los, incluso hoy en día, estrechos lazos entre Canarias y América, con el añadido de que a ambas obras se les atribuye un origen castellano. Datados en 1627 y que fueron donados por Antonio Martel Rodríguez en 1980.

La parroquia también posee un Cuadro de Ánimas, un lienzo de 1870 de R.P. Madrid, mide unos 2,50 m. de alto y fue restaurado en 2005.

Algunas de las imágenes más destacadas son:
- San Pedro Mártir: imagen de tela encolada y que fue restaurada en 2005 por Amparo Caballero. Su festividad es el 29 de abril.
- Sagrado Corazón de Jesús: imagen de terracota con rasgos hebreos y que fue restaurado por Amparro Caballero en 2006. Su festividad es el viernes después de Corpus.
- Niño Jesús americano: talla de madera policromada de gran valor artístico que fue restaurada en 2006 por Amparo Caballero, Fue la imagen de la primera exposición "Salvados de la quema. San Lorenzo, el tesoro de la Iglesia".
- San Lorenzo: talla de madera policromada de 1640 (apróx.), de origen desconocido y gran valor, restaurado en 2011 por Amparo Caballero. Tiene un pamito en pan de oro, aureola de plata y una parrilla de plata realizada en Ecuador en 2011 y donado por el párroco Elias F. Zait. Imagen principal y patrono de la Parroquia. Su festividad es el 10 de agosto. Celebración muy popular en la isla y que fueron declaradas Fiestas de la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.
- San Sebastián: talla de madera policromada donada por José Díaz De Quintana Quevedo y Teresa María de Quintana y Naranjo en 1760 aproximadamente. Tiene aureola y flechas de plata. Su Festividad es el 20 de enero, aunque se celebra junto a San Lorenzo.
- Ntra. Sra. del  Buen Suceso: talla de madera policromada traída desde Fuerteventura por Catalina de Armas Marichal en el año 1652. y que fue restaurada en 2011 por Amparo Caballero.
Las coronas de la Virgen y el Niño fueron traídas desde Caracas (Venezuela) por D. Juan Agustín Naranjo y Nieto que ejerció en Venezuela importantes cargos eclesiásticos. Ambas son de plata dorada y con un total de 12 esmeraldas colombianas traídas a pie de mina. El báculo fue realizado en Ecuador en 2015, es de plata y fue donado por Juan Manuel Jiménez Guzmán, camarero de la Virgen. A dicha pieza se le incrustaron todas las joyas de la Virgen, donadas por los fieles y algunas piezas por Alfonso XIII. También posee una media luna de plata. La Virgen es la patrona del pueblo y su festividad es el 15 de agosto.
-San Lorenzo "El Chico": talla policromada, posiblemente la primera en llegar a la Parroquia, restaurado en 2010 por Amparo Caballero y que posee una curiosa historia. Su festividad es el 10 de agosto, aunque su procesión se realiza el 11 de agosto desde un barrio diferente cada año, una tradición del pueblo.
Otras imágenes que se encuentran en la Parroquia son: la Virgen del Carmen, San Antonio de Padua, San José, la Virgen de Fátima, la Virgen de los Dolores, San Juan Evangelista, Santa Lucía, Santa Rita, Santo Hermano Pedro, San Antonio María y Claret, San Francisco de Asís, San Gregorio Magno, Virgen de la Milagrosa, Inmaculada Concepción, entre otras.

Además posee diversas vidrieras que representan parte de la vida y martirio de San Lorenzo, de la Eucaristía y el palmito y la parrilla, los símbolos del Santo Patrón Lorenzo.


Así mismo la parroquia posee una importante colección de enseres como el ropero para vestimentas litúrgicas que fue rescatado para el uso por el que fue concebido.
De entre las ropas litúrgicas que se conservan se muestra una casulla denominada de tipo guitarra de color rojo, de tela brocada con forro de raso. Forma parte de una magnífica colección de casullas, estolas cubre cáliz y cubre piedra de altar, a juego y de distintos colores según el momento litúrgico (blanco, rojo, verde, negro y morado).

Una gran colección de piezas entre pintura, escultura, orfebrería, ropas litúrgicas, libros, etc. Todas con acreditado valor histórico-artístico, algunas, además, piezas únicas en el mundo. Son obras que testimonian la aventura americana de los canarios, tanto en el pasado, como ahora que regresan algunos de los que emigraron, la complejidad de la propiedad de la tierra y el agua, o el devenir de la Fe a lo largo de los siglos.