lunes, 30 de enero de 2017

Jornada Mundial de la Vida Consagrada 2017

     “Testigos de la esperanza y la alegría” es el lema de la Jornada Mundial de la Vida Consagrada que se celebra el 2 de febrero, fiesta de la Presentación del Señor en el templo. Un día para mirar a la vida consagrada y a cada uno de sus miembros como un don de Dios a la Iglesia y a la humanidad. Juntos damos gracias a Dios por las Órdenes e Institutos religiosos dedicados a la contemplación o a las obras de apostolado, por las Sociedades de vida apostólica, por los Institutos seculares, por el Orden de las vírgenes, por las Nuevas Formas de vida consagrada y por otros grupos de consagrados, como también por todos aquellos que, en el secreto de su corazón, se entregan a Dios con una especial consagración.

Celebración litúrgica en la S.I.B. Catedral de Canarias este 2 de febrero a las 19:00. Preside el Sr. Obispo, D. Francisco Cases Andreu.

Exposición del Santísimo Sacramento


sábado, 28 de enero de 2017

IV Domingo del Tiempo Ordinario

     Celebramos el IV Domingo del Tiempo Ordinario y las lecturas nos sitúan en las claves para entender el Reino de Dios y las actitudes para acogerlo. El profeta Sofonías, al amenazar con la llegada del día de la desgracia a causa de la injusticia y la invasión de costumbres paganas, se dirige a los pobres para que busquen al Señor desde la justicia y humildad y encuentren refugio en él. Dios hará de este resto pobre y humilde la esperanza para la renovación de su pueblo al que vendrá como Rey y Salvador. Un resto donde no tiene cabida la maldad ni la injusticia ni la violencia.
     La misma invitación hace Jesús en el Evangelio, que contiene el inicio del llamado sermón de la montaña, en el que sintetiza el mensaje central de la buena nueva del Reino de Dios. Su predicación comienza con las bienaventuranzas. Son proclamaciones de dicha, tanto para los pobres y necesitados como para todos los que viven desde las actitudes del Reino (pobreza de espíritu, mansedumbre, misericordia, integridad, paz, justicia). Las bienaventuranzas constituyen todo un programa de vida que invierte los valores del mundo y promete la felicidad para la vida presente y futura.
    Esta dinámica del Reino se hace presente en los que acogen el mensaje de Jesús desde los momentos iniciales. Así, como escribe el apóstol Pablo a los corintios, la mayoría de los que forman la primitiva comunidad cristiana pertenecen a lo que el mundo considera pequeño y despreciable. Dios ha escogido a estos humildes para confundir y vencer a los poderes de este mundo y a la ambición humana.

Les dejamos el enlace con las lecturas y un video del Evangelio.


sábado, 21 de enero de 2017

Celebración de San Sebastián


    Esta tarde celebramos la eucaristía en honor a nuestro Copatrono, San Sebastián. La celebración fue presidida por el Rvdo, D. Rafael Rodríguez de Castro.
    La imagen fue preparada por su camarero, Daniel Guzmán, que se estrenó en el cargo en las pasadas Fiestas Patronales, puesto que la imagen procesiona el 10 de agosto en la Festividad del Patrono San Lorenzo.
    Una talla de gran valor artístico que fue donada por D.  José Díaz de Quintana Quevedo y Dña. Teresa María de Quintana y Naranjo en 1760 aproximadamente.

Más fotos en: https://goo.gl/photos/RxBTMbUeViEEY6sPA

viernes, 20 de enero de 2017

III Domingo del Tiempo Ordinario

      Hoy, como todos los domingos, estamos reunidos ante Jesús para celebrar juntos la fiesta de la eucaristía. Sin embargo, hoy no es un domingo cualquiera: hoy nos unimos a todos los niños del mundo para celebrar la Jornada de Infancia Misionera. En ella, Jesús nos invita a ir tras Él, diciéndonos: “Sígueme”. Para ser misioneros, tanto los niños como los adultos debemos tener siempre los ojos y los oídos bien abiertos, estar siempre alerta ante la realidad que nos rodea y ayudar a las personas que diariamente, en nuestra vida cotidiana, nos necesitan. Para esta tarea, nada fácil, tenemos el mejor compañero de camino, que va con nosotros y nos coge de la mano; que nunca nos deja caer y que, si lo hacemos, siempre está ahí para levantarnos. Lo tenemos a Él, a Jesús. Hoy es una muy buena ocasión para que cada uno de nosotros miremos hacia dentro, hacia nuestro corazón, y pensemos en cómo podemos mejorar para ser como Él: buenos compañeros de viaje con los que nos rodea.

    En cuanto a la Palabra de Dios, Isaías permite al Evangelista darle la dimensión adecuada a la fi gura y la misión de Jesús. El camino del mar enlaza Egipto con Mesopotamia, pasando por Palestina. Con ello, hace converger en Galilea las dos grandes acciones salvadoras de Dios en favor de su pueblo: liberación de Egipto; liberación del destierro en Babilonia. Pero el Dios salvador, es también el Dios creador: en la tiniebla símbolo del caos e imagen de la muerte, surge repentina la luz como en una nueva creación. Igual que las antorchas que hizo brillar Gedeón la noche de Madián para que el enemigo se autoaniquilara (Jue 7,16-23), esta luz domina las tinieblas invadiéndolo todo. En el texto de Mateo la luz se focaliza en la figura de Jesús que proclama la irrupción del reino de los cielos, en continuidad con la predicación del Bautista, lo cual convierte a Israel, representado en los primeros discípulos, en su destinatario originario. Pero, serán ellos, a través de la encomienda misionera que Jesús les hace, los encargados de ofrecer a todos los pueblos la oportunidad de ser ciudadanos de este reino.

    Les dejamos el enlace de las lecturas y un video del Evangelio:


miércoles, 18 de enero de 2017

Jornada de la Infancia Misionera 2017

     El lema de la Jornada de este año es “Sígueme”. En unidad con la campaña del Domund (“Sal de tu tierra”), se subraya que Jesús también llama a los niños para seguirle en su vida diaria. Como ellos, los misioneros actuales también fueron niños, con sus sueños y proyectos. Una llamada de Jesús a seguirle lo cambió todo, y les hizo cumplir de otra forma estos deseos. Por eso hay que trabajar con los niños de hoy para que en un futuro estén preparados para decir sí a la llamada de Jesús.

- Mensaje del Papa:

- Subsidio Litúrgico:

- Oración:

"Que los católicos sean uno..."

    Junto con el Papa y toda la Iglesia, los católicos estamos rezando estos días para que sea posible la unidad de todos los cristianos, atendiendo al deseo del mismo Jesús expresado en su oración la víspera de su entrega: " Que todos sean uno" (Jn 17, 21).
     Pero, ¿cómo podemos pretender alcanzar la unidad entre las diferentes ramas de la familia cristiana, cuando dentro de la nuestra propia, la Católica, existen numerosas divisiones? 
Entre los miembros de la misma Iglesia Católica nos empeñamos en ver determinados aspectos de la vida de las personas según nuestra propia óptica, y tratamos de imponer nuestros propios criterios y soluciones que casi nunca son los de Dios, porque ni nuestra mirada es la mirada de Dios ni nuestro corazón es el suyo, aunque a eso estemos llamados. 
    ¿Cómo podemos pretender caminar junto a los hermanos de otras confesiones cristianas cuando ni siquiera entre nosotros, los católicos, somos capaces de hacerlo?  
Nos encerramos en nuestras conferencias episcopales, archidiócesis, diócesis, arciprestazgos, parroquias, congregaciones, grupos y movimientos, y establecemos fronteras de nuestra misma Iglesia, a la que en el Credo confesamos como unida y universal, y de la que estamos tan seguros que es la única y verdadera Iglesia de Jesucristo. Si entre nosotros mismos, los católicos, no somos capaces de poner en valor todo lo que nos une, sino nos centramos en poner el acento en aquello que nos separa, ¿cómo vamos a hacer capaces de descubrir, valorar y dar la importancia que merece a todo lo que tenemos en común con nuestros hermanos de las demás confesiones cristianas? 
En estos días, junto con la oración que nos propone tanto el Santo Padre como nuestra Iglesia de España para pedir la unidad de todos los cristianos, nuestra oración personal puede ser esta:

"Señor, que tú y yo seamos uno, que tú y mi familia sean uno, que tu y mi barrio, mi pueblo,
mi ciudad y mi país, sean uno. Que tú y tu Iglesia Católica, seamos uno. Solo así, podremos ponernos manos a la obra y comenzar a trabajar para construir el camino de la unidad entre todos los hermanos de tu hijo Jesús. Amén."

Por Sofía Calderín. 
Redactora de la Hoja Parroquial.

martes, 17 de enero de 2017

San Sebastián 2017

 

 
  La Parroquia, un año más, celebra la memoria de San Sebastián, Copatrono de San Lorenzo. Aunque la Festividad del mismo es hoy, nosotros celebraremos la Eucaristía en su honor mañana 21 de enero a las 19:00 horas. Quedan todos invitados.

La imagen que veneramos en nuestra parroquia es de 140 cm y de madera policromada. Donada por Don José Díaz De Quintana Quevedo y Doña Teresa María de Quintana y Naranjo en 1760 aproximadamente, tal y como se encuentra en un documento perteneciente al archivo parroquial (Miscelánea). Es de gran valor artístico y en el 2015 estuvo en la Exposición "Luján Pérez y la obra 200 años después" en el Centro de Cultura Contemporánea San Martín en Vegueta, Las Palmas de Gran Canaria.





lunes, 16 de enero de 2017

Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2017



  “«Reconciliación. El amor de Cristo nos apremia» (cf. 2 Cor 5, 14-20)” es el lema de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos que se celebra del 18 al 25 de enero. Como cada año, la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales edita unos materiales que se nos proponen y que están pensados para ser utilizados durante el Octavario, pero también a lo largo de todo el año, tanto en la oración personal como en la plegaria comunitaria.

Materiales en: 

sábado, 14 de enero de 2017

II Domingo del Tiempo Ordinario

     Hoy, II Domingo del Tiempo Ordinario y Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado, se nos invita a poner, con urgencia y responsabilidad comprometida, la mirada y la mayor atención sobre la realidad de los emigrantes, especialmente los menores de edad y los que están solos e indefensos… Y, por tanto, más expuestos al riesgo de la explotación sin escrúpulos, ocasionando daño a tantos niños y niñas que son iniciados en la prostitución o atrapados en la red de la pornografía, esclavizados por el trabajo de menores o reclutados como soldados, involucrados en el tráfico de drogas y en otras formas de delincuencia. Pongamos luz en medio de tanta oscuridad y encomendemos a todos los emigrantes y refugiados a la protección de la Sagrada Familia.
     En cuanto a la Palabra de Dios, el profeta Isaías nos habla con esperanza de la misión del Siervo de Yahvé: reunirá a su pueblo disperso, será luz y salvación hasta el confín de la tierra. Pablo, en su carta, nos transmite el deseo de paz que viene de Dios. Y en el Evangelio, Juan el Bautista nos presenta a Jesús, que, movido por el Espíritu, le lleva a cumplir la misión encomendada por el Padre.
Ahora, como entonces, necesitamos que la luz del Espíritu brille en medio de las tinieblas de nuestro mundo… Solo así podremos congregarnos como pueblo en la casa común: derribando fronteras y allanado diferencias,

    Les dejamos el enlace con las lecturas y un video del Evangelio.



lunes, 9 de enero de 2017

Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2017

     El próximo 15 de enero se celebra la Jornada Mundial del emigrante y del refugiado con el lema, “Menores migrantes vulnerables y sin voz. Reto y esperanza”. Un lema con el papa Francisco nos invita a fijar nuestra mirada en los niños migrantes porque “son menores, extranjeros e indefensos… Ellos quienes más sufren las graves consecuencias de la emigración, casi siempre causada por la violencia, la miseria y las condiciones ambientales, factores a los que hay que añadir la globalización en sus aspectos negativos.”

- Mensaje del Papa:

- Subsidio Litúrgico:

- Revista Campaña 2017: 

sábado, 7 de enero de 2017

Festividad Bautismo del Señor.

     Este Domingo celebramos la Festividad del Bautismo del Señor, con el que concluimos la Navidad.
     «Jesús acudió a Juan para enseñarnos la humildad». Así decía Dionisio bar Salibi, sabio sirio del siglo XII, comentando el Evangelio de hoy. Escuchamos este domingo el relato del bautismo del Señor según san Mateo. Si la versión de Marcos, más antigua, resaltaba la singularidad de Jesús —él era el Hijo de Dios a pesar de ser bautizado por Juan—, la versión de Mateo recalca la ejemplaridad de Jesús. El Mesías e Hijo también se somete, como cualquier creyente, a la voluntad divina porque, como él mismo dice: «Es necesario que se cumpla en mí toda justicia» (Mt 3,15). Son las primeras palabras de Jesús en este Evangelio, por lo que tienen una función programática. El término «justicia», muy del gusto de Mateo, indica la voluntad divina que todo hombre debe llevar a la práctica. Así pues, Jesús se manifiesta como Hijo no por medio de la gloria o el poder, sino porque ha aceptado obedientemente el camino del siervo (primera lectura de Isaías). Y su opción se convierte en lección. El que cumple «toda justicia» recibiendo humildemente el bautismo de Juan también exige a sus discípulos una «justicia mayor» que la de los escribas y fariseos (Mt 5,20). Más aún, solo en buscar «el Reino de Dios y su justicia» (6,33), es decir, poner en práctica las dinámicas del Reino, debe estribar el afán de todo discípulo. Esta enseñanza es secundada por Pedro en Hechos: «Dios no hace acepción de personas, sino que acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que sea».

    Les dejamos el enlace con las lecturas y un video del Evangelio.




miércoles, 4 de enero de 2017

Jornada del Catequista Nativo y del IEME 2016



“Sirviendo en familia a la misión”.
6 de enero de 2017. Epifanía del Señor.

Hay tres palabras en el lema que son de extrema importancia:

- Sirviendo. El servicio entraña una disposición especial. La acción de servir es disponibilidad, sensibilidad. Una acción gratuita y cargada de ternura y misericordia.

- Familia. Los Catequistas y líderes de las comunidades sienten la familia como una motivación para sus vidas y para la vida de sus comunidades. Es desde esta experiencia de familia como entienden el sentido de su responsabilidad y las relaciones recíprocas que tienen que ir creando.

- Misión. Porque la Misión no es nuestra sino del Espíritu de Dios. Por Él participamos en la Misión de amor que está en el centro del Dios trino. Esto da lugar a un testimonio que promueve sin cesar los valores del reinado de Dios en un dinamismo de vida y amor, justicia y paz, esperanza y misericordia. Los catequistas se sienten implicados con sus familias en este dinamismo, generando para la Iglesia comunidades vivas y samaritanas. Es por ello que viven Sirviendo en familia a la Misión.

Cómo colaborar:
Entregando tu donativo el próximo día 6 de enero en la Parroquia.
Gracias a su colaboración nuestra Diócesis aportó en el año 2015, 2.381,81€ y en el año 2016, 2.441,01€.